Su hermoso colorido no deja a nadie indiferente, siendo el color naranja y rojo los más vistosos. Bella, de fácil manejo, es una planta que florece todo el año. Este arbusto requiere de poco cuidado, la poda justa para mantenerla en forma. Ponla en un rincón de tu jardín y le darás mucho color, además ayudan a tupir pues son de rápido crecimiento. Destacan al ubicarlas entre arbustos de color verde, pues sus colores son fosforescentes y resaltan a la distancia. Son sin duda una muy buena opción decorativa para tu jardín.